La única media naranja que tienes que buscar es la de tus calcetines

En mi último post abordé el tema del amor romántico y no me gustaría ser repetitiva pero creo que es un tema del cual hay mucho por escribir y debatir.

Poco después de escribir la última entrada, asistí a una charla en la Facultad de Filosofía, en la cual se abordaba el tema de las desmitificación del amor romántico y sus nefastas consecuencias en las relaciones y en las personas que las sufrían. Desde ese día, no paro de pensar en las relaciones y en las formas en las que estas se sustentan y se construyen.
El amor romántico (ver tabla grupos) engloba a aquellas relaciones que tienen una concepción equivocada del amor y se basan en conductas de control y celos que provocan la aceptación, normalización o justificación de comportamientos abusivos y ofensivos.

Desde muy pequeña he oído que el amor es el arma más poderosa que existe en el mundo pero a medida que voy creciendo, me doy dando cuenta que sí que es poderosa pero no tiene tanto peso, ya que en una relación entran en juego muchos factores como son el respeto, conocer a la otra persona, darle espacio y tiempo a la pareja, tener objetivos y metas comunes, etc.

frase050920142

Siempre me he considerado una defensora de las relaciones pero conforme voy tomando conciencia del mundo que me rodea, me doy cuenta de las grandes taras existentes en muchas de las relaciones y en las personas que las mantienen. Un claro ejemplo de estas relaciones son las “postureo de Facebook” o “relaciones mochileras”. Se caracteriza porque la pareja sube muchísimas fotos juntos en sus redes sociales (Facebook, Tuenti, Instagram, etc.), se les ve “muy felices” en éstas y se dedican excesivos comentarios cariñosos que llegan a ser hasta empalagosos y están juntos casi las 24 horas pero detrás del telón son relaciones dependientes, tóxicas y enfermizas que no llegan jamás a buen puerto y que destrozan tanto a la persona como al grupo de amigos que está cerca.

images1Personalmente, sí creo en el amor verdadero (entendido como un amor sano y respetuoso) pero no creo en las “medias naranjas” como tampoco creo que una persona esté creada milimétricamente para otra persona. Ya somos demasiado complicados como para ser perfectos para otra persona totalmente diferente a nosotros. Para mí, el amor verdadero es aceptar tal y como es la otra persona, respetar sus deseos como tú respetas los tuyos, saber que esa persona tiene sus propias necesidades y no, necesariamente, son parecidas a las tuyas. Pienso que sí realmente quieres y aceptas a la otra persona, no hay nada por lo que temer porque esa persona te quiere y voluntariamente se compromete a estar contigo por el mero placer de disfrutar de tu compañía y dedicarte su tiempo (sí, porque una relación es una gran inversión de tiempo).

Desgraciadamente, el amor romántico es algo que afecta tanto a mujeres como a hombres y es una tarea difícil reconocerlo y, sobre todo, no reproducir ciertos tipos de comportamientos porque los tenemos muy arraigados en nuestra sociedad y en nuestra persona. Es una obligación común educar en igualdad y enseñarnos a nosotros mismos y a nuestros jóvenes, que las personas que son celosas, no convienen. Si estas personas sienten celos porque hablas con otra persona, ya sea físicamente o por cualquier mensaje, eso no es amor. Si quiere o necesita estar contigo las 24 horas del día, hay algo que va mal y no es precisamente en ti.

Por todo ello, pienso y creo firmemente que debemos hacer visible la concepción errónea de las relaciones que nuestra sociedad lleva arrastrando siglos. Debemos luchar contra el mito del amor romántico, contra esa tumblr_lrdy9huCI71qzinw2o1_500imagen distorsionada del amor y de las relaciones. Porque el amor no es celoso, el amor no se ejerce como arma de control, el amor no te quita tu intimidad ni tu espacio, el amor no daña a la otra persona, ni la aparta de su entorno ni hace que la anules. El amor saca lo mejor de cada persona, el amor acepta a la otra persona tal y como es.
Por eso, no dejéis nunca que ninguna pareja (o cualquier persona) os diga que podéis y que no podéis hacer, vosotras y vosotros sois las/los dueñas/os de vuestras vidas y si alguien intenta convenceros de lo contrario, no paséis hoja, seguid mi consejo y cambiad de libro.

Tabla grupos amor romántico

23376_519682341409190_1242184669_n

Tener novio/a mola y quien diga lo contrario, ¡MIENTE!

Llevaba tiempo queriendo escribir un post sobre amor y relaciones y, justamente, hace pocos días leí un blog que trataba esta temática y en ese momento supe que tenía que decir algo al respecto y más en vísperas de San Valentín.

Siempre he pensado que el amor es el arma más poderosa que existe, más que el odio o el miedo. Somos seres sedientos de amor y es normal porque es esencial en nuestras vidas y lo necesitamos día a día. Aunque es curioso el tipo de amor que promueve cada sociedad y, especialmente la nuestra. Un tipo de amor “tradicional/arraigado”, un amor controlador, un amor celoso y, en muchas ocasiones, posesivo.

Recuerdo que cuando era pequeña, soñaba despierta viendo las películas de Disney, imaginando que era una princesa y que algún día aparecería mi príncipe azul, comeríamos perdices y seríamos felices por siempre jamás (ilusa de mi). Después me hice mayor, tras varias rupturas y desengaños amorosos, me di cuenta que esos tipos de relaciones apestaban y que me habían hecho más mal que bien. Esas relaciones me prometieron “amor eterno” y “que íbamos a ser felices para siempre” pero en el momento que vieron que era una mujer independiente, con objetivos y metas de futuro, las cosas cambiaron y esas relaciones llegaron a su fin. Y supe que algo no iba bien, que ese tipo de relaciones de “siempre juntos” no funcionaban y causaban estragos en las personas que las habían sufrido.

Sé que tenía parte de culpa del fracaso de esas relaciones pero después de mucho meditar y analizar qué había pasado, llegué a la conclusión que habían sido relaciones inmaduras, egoístas, egocéntricas, esas de “mí, me, conmigo”. Y en ese preciso momento, descubrí la soberana mentira que era el “amor romántico” y las nefastas consecuencias que acarreaba consigo. Por ello, decidí abrir los ojos, luchar para no seguir reproduciendo ese tipo de relaciones y seguir siendo la mujer fuerte e independiente que siempre he sido.

Y como siempre he sido una romántica empedernida y una fiel defensora del amor, me prometí que jamás tiraría la toalla en temas del corazón y que debía, ante todo, respetarme y que jamás, nadie, volvería a pasar por encima mía y no me volvería a sentir pequeña. Por ello, empecé a disfrutar de la vida y, cuando menos me lo esperaba, una persona maravillosa apareció en mi vida. Aunque, si os soy sincera, al principio de la relación oír la palabra “novio” me producía sarpullidos y más después de todo lo que había vivido… Pero me di cuenta que no todas las relaciones son egoístas, ni que siempre hay broncas y enfados sin sentido alguno. Ese es el verdadero significado de una relación, estar con alguien que te acepta y te quiere tal como eres, con todas y cada una de tus imperfecciones. Porque no hay nadie “perfecto” para ti, porque no somos perfectos/as y tampoco hay una “media naranja”, porque tú ya estás competo/a. Y eso es algo que debemos tener en cuenta y muy presente (que por desgracia hay mucha gente que sigue pensando así).

Por ello, el único consejo que puedo darte es que seas tú mismo/a y que estés con una persona que te acepte tal y como eres. Con alguien que respete tu individualidad, tus deseos y que celebre tus logros y llore contigo en tus derrotas. Sé que todo esto puede sonar a un discurso monótono y repetitivo, pero realmente creo en ello. Por eso pienso que tu pareja debe ser tu mejor amigo/a, tu confidente, tu compañero/a de aventuras y tu más apasionado/a amante, con quien compartir momentos de risas y de monerías. Y por todo ello recuerda, para que una relación sea sana y todo vaya bien, siempre debéis ser tres: tú, él y luego vosotros.

 Pienso que el verdadero significado de una relación es compartir la vida con una persona que sea el viento que ayude a mover tus alas y te haga volar muy alto, sin importar cuanto subas. 

Así que, ¡sé feliz y disfruta de tú compañero/a de aventuras porque lo importante es el camino y no el destino de éste!

juntos san val

B-SOS: El lugar donde las ideas fluyen y el FOAR hace que el cambio sea posible

Ayer tuvo lugar la cuarta sesión de B-SOS, el proyecto donde colaboro. En esta sesión quisimos abordar los temas que se trataron en la segunda sesión: desafíos y obstáculos del TS en la sociedad actual (esto lo podéis ver en la anterior entrada del blog). Con esta sesión pretendíamos romper con las dinámicas de siempre y cambiar el NO (algo muy interiorizado en la profesión) por el SÍ. Vamos, pasar de la queja a la acción. Para conseguirlo, la magnífica Inés Endrina comenzó con una dinámica para ir rompiendo el hielo. Todas las asistentes tuvimos que ponernos encima de una cinta de carrocero y nos las debíamos de ingeniar para que cada vez que ella cortase la cinta, todos y todas siguiésemos estando encima o formando parte de ella. ¡Viva la imaginación al poder! Al final acabamos mezclando piernas y brazos para que nadie se quedara fuera. Fue un momento muy divertido y nos reímos muchísimo y pudimos ver que aunque la situación se ponga “chunga” debemos echar mano del ingenio y ver cómo nos las ingeniamos para seguir estando presentes.

Después, Inés nos mostró algo tan novedoso como es el FOAR. Y ahora es cuando os preguntaréis ¿y qué es el FOAR? El FOAR proviene del enfoque de la Indagación Apreciativa y propone realizar diagnósticos en las organizaciones centrándose en el poder de las emociones positivas y del núcleo positivo que da sentido a la organización. Mediante el diálogo y el pensamiento de diseño se va construyendo la imagen deseada del futuro que queremos. La Indagación Apreciativa transforma el modelo del DAFO en un FOAR: las fortalezas, oportunidades, aspiraciones y resultados (en inglés se conoce como SOAR, abajo os dejo un ejemplo de FOAR).

Una vez puestas en el trabajo y a medida que iba pasando el tiempo y que el equipo hacía su propio FOAR y completaba el FOAR colectivo, las ideas de cambio iban plasmando solas en los paneles. Es magnífico ver que hay profesionales con ideas brillantes, con tantas ganas de crear y sobre todo, de hacer. Pero si esto es así ¿qué es lo que realmente nos paraliza y no nos deja pasar a la acción? Como bien dijo una compañera, la respuesta es el MIEDO. Tenemos miedo a equivocarnos, miedo porque nos sentimos solos ante el abismo. Puede que sea una frase muy típica pero NO ESTAMOS SOLOS. Debemos aprender perder el miedo y a ser nuestros propios líderes, saber y conocer el valor que tenemos dentro, aunque esto sea una de los procesos más difíciles para toda persona y todo profesional.

En definitiva, esta sesión fue magnífica porque las asistentes tomaron conciencia de su valor, de sus fortalezas (tanto personales como profesionales) y de lo que ellas pueden cambiar saliendo de su zona de confort y dejando a un lado la queja. Porque la VOLUNTAD de cambiar es una de las mayores armas que posee el ser humano. ¡Y eso es algo que jamás debemos olvidar!

No quisiera acabar este post sin daros las gracias por seguirme y por dedicar una parte de vuestro tiempo leyendo este blog. Gracias por vuestros comentarios y vuestro ánimo porque hacéis que continúe escribiendo. Os deseo una Feliz Navidad y un próspero año nuevo. ¡Nos vemos en el 2015!

Para más información sobre el FOAR:

http://image.slidesharecdn.com/materialppt-fimpesmayo08-100302180058-phpapp02/95/material-ppt-fimpes-mayo-08-51-728.jpg?cb=1267574504

B-SOS: Algo más que una plataforma de impulso profesional

Estoy muy emocionada de escribir este post porque voy a hablaros de un proyecto social en el que tengo el placer de colaborar. Este proyecto llegó en un momento crítico de mi vida y ha sido como una luz al final del camino.

B-SOS es una plataforma de impulso profesional para el Trabajo Social. En este proyecto y mediante la inestimable participación de los y las TS abordamos temáticas como la reformulación del la imagen del TS, el papel que tenemos en las empresas, el rol que ejercemos en la sociedad, la importancia de hacer co-working con profesionales de otros sectores y por último, reconocer cuáles son o pueden ser nuestros nichos de mercado.

Son magníficas las sinergias que salen en casa sesión y ver como profesionales de diferentes rangos de edad (tenemos desde graduados en TS hasta asistentas sociales) llegan a las mismas conclusiones y plantean soluciones muy potentes.
Aunque no todo es un camino de rosas. Otra cara no tan bonita del TS y uno de los principales objetivos que B-SOS se propone es cambiar es la relación del TS con profesionales de otros sectores. Comprender la importancia de trabajar con profesionales de la informática, de la ingeniería, de la medicina, etc. Es vital y primordial para lograr este cambio. A esto también se suma que tenemos que enseñar nociones de emprendurismo y esto no es fácil para personas que JAMÁS han oído hablar de espacios de coworking, de hacer speed working, de branding (hacer marca e imagen personal) y nichos de mercado, entre otros. En mi modesta opinión, este es uno de los más hándicaps más grandes a los que nos enfrentamos los TS porque los profesionales más veteranos están acostumbrados a otro tipo de hacer y de repente mostrarles todos estos conceptos nuevos, los deja un poco trastocados.

Pero si queremos seguir siendo motores de cambio y seguir formando parte activa de la sociedad debemos tener muy claro estos puntos:

1. Saber quienes somos y que papel desarrollamos en los diferentes espacios existentes (en instituciones privadas, empresas sociales, cooperativas, etc.)

2. Buscar otras formas de hacer TS: emprender, ya sea creando una empresa o en tu día a día (aportando nuevos proyectos a tu lugar de trabajo, reconocer necesidades y abordarlas, etc).

3. Tener presente que somos IMPRESCINDIBLES, digan lo que digan y recorten lo que recorten.

Y sobre todo, debemos recordar que si hay algo por lo que el Trabajo Social se caracteriza es por su adaptación al cambio y a las situaciones adversas, para que JAMÁS nadie nos vuelva a preguntar qué es el Trabajo social y qué hacemos los TS.

keep-calm-and-love-ts

Para más información sobre B-SOS:

Blog: https://bsostrabajosocial.wordpress.com/author/bsostrabajosocial/

Facebook: https://www.facebook.com/pages/B-SOS/608453872597005?fref=ts

Twitter

La otra cara de emprender: Las novias de los emprendedores, esa especie en extinción

¡Ay la vida del emprendedor, qué bonita es! Desde hace algún tiempo llevo escuchando que emprender es maravilloso, ya que pones todas tus ganas y energías en un proyecto en el que crees con todas tus fuerzas y haces todo lo posible por alcanzarlo. Pero nada más lejos de la realidad. Sí emprender es muy bonito, pero no lo es todo lo que dejas detrás y sacrificas por ello. ¿Sacrificas? Sí, habéis leído bien, sacrificas tiempo con tu familia, con tus amigos y sobre todo con tú pareja.

Es posible que os preguntéis ¿y qué sabes tú sobre emprender?, ¿acaso tienes tu propia startup? No, no tengo una startup pero sé lo que es emprender, queridas lectoras y lectores, porque soy una novia de emprendedor, sí de esas que están en peligro de extinción. Como también sé lo que es ver cómo tu chico pone todas sus ganas y esfuerzo por sacar su startup adelante, día tras día. Esto algo admirable pero es muy duro a la vez, porque también veo el nivel de frustración que conlleva cada retraso y cada bache en el camino para conseguir ese sueño.

Sé lo que se siente cuando tu pareja no puede ir contigo a un cumpleaños, citas con amigos o demás eventos importantes. Al principio puede parecer una tontería pero con el paso del tiempo va calando y va haciendo mella en la relación y empiezan a surgir ciertos resquemores. Muchas de vosotras (y de vosotros), sabéis lo que se siente cuando asistes a cualquier evento y te preguntan por tu pareja y él (o ella) no está. Seguramente, también habréis sentido esa sensación de mirar a otras parejas y que él (o ella) no esté. O cuando os proponen un plan que te encantaría compartir con tu chico, y él (o ella) pues no puede estar…

Todo esto me da que pensar. El pasado mes de septiembre formé parte de un curso de Google, llamado “¡Actívate!” que tuvo lugar en la Universitat de València. Allí acudieron varios ponentes emprendedores, entre ellos David Zaragora. Cuando llegó la ronda de preguntas, un estudiante le preguntó qué es lo que había tenido que sacrificar en su camino de emprender. ¿Y sabéis cuál fue su respuesta? Respondió que lo había sacrificado TODO por emprender. Había sacrificado tiempo que pasar con su familia, con sus amigos y con su pareja. Es posible que os preguntéis porqué me planteo todo esto. Me lo planteo porque todos los ejemplos que conozco de hombres emprendedores con éxito han sacrificado sus relaciones, ya fuesen noviazgos o matrimonios. Entonces, ¿el precio de emprender es perder a las personas que quieres en tu vida?, ¿ese es el precio que hay que pagar para alcanzar el éxito? Ante estas grandes dudas, intento mantener una mentalidad positiva e intentar aprender de los errores pasados.

Aprendiendo desde mi propia experiencia, creo que las claves más importantes para que tu startup no hunda tu relación son:

1. Tener y mantener una buena comunicación con tu pareja.

2. Tener claro los cimientos en las que ésta se sustenta.

3. Ser sinceros.

4. Y sobre todo, ser compresivos.

Porque nunca se sabe si seremos nosotras, esa especie en extinción, quienes montemos nuestra propia startup.

561263_387451367974514_1361432537_n